Chapeau se llama el espectáculo presenta en esta gira, acompañada por Bautista Parada, integrante del Ballet Estable del Teatro Argentino de la Plata.
Se trata de la combinación de Carmen y el tango, acaso dos maneras de una misma pasión. La historia de la sensual cigarrera capaz de calentar con idéntica intensidad a un gitano y a un milico, tiene coreografía de Alberto Alonso, el diseño de vestuario de Renata Schussheim y, por supuesto, la música de Georges Bizet. La segunda parte del programa, Entre tangos y milongas, reúne páginas variadas del repertorio ciudadano, -"bailado en punta", aclara Cassano- y cuenta con la coreografía y el diseño de vestuario de Gustavo Mollajoli. "Elegí Carmen simplemente porque me encanta y además porque me permite poner un personaje en escena y jugar con cosas distintas que me fue dando la experiencia", explica y continua: "Los tangos que haremos son de los primeros que bailamos con Julio (Bocca). Con estos tangos él ganó en Moscú y en su momento los bailamos mucho por todo el mundo. Por esos decidí que este programa era el ideal para culminar mi carrera clásica. Con Chapeau me despido tranquila. Siento que la gente lo recibe muy bien, que el vínculo creado con el público en años de trabajo es muy fuerte. Es muy lindo lo que pasa en las funciones".

Con esa mezcla deslumbradora de satisfacción y deseo que suele generar en el público, el rubro "despedida" es una de las instituciones más atractivas del espectáculo moderno. Sin embargo sólo los elegidos pueden aspirar a esa extremaunción de vivas y aplausos. Está claro que un último saludo cobra sentido sólo si antes hubo muchas llegadas. Es decir, pueden irse entre el reconocimiento y el afecto del público quienes a fuerza de haber estado muchas veces dejarán un recuerdo inmenso. Eleonora Cassano, sin dudas, es una de esas personalidades artísticas que pueden abordar una despedida con absoluta legitimidad. No solo porque se trata de una de las bailarinas más talentosas y creativas de los últimos años en Argentina, sino porque además, junto a Julio Bocca, fue una de las artífices de la apertura del ballet a un público más amplio. Tan amplio que antes de llegar a Córdoba, la gira nacional con la que Cassano se despide del ballet ya agotó las entradas para las cinco funciones programadas para hoy, mañana y pasado en la Ciudad de las Artes.


La gran bailarina se presenta con “Chapeau”, el Viernes 18 de Mayo a las 21 y 23, s

Entradas a la Venta por Autoentrada. Ciudad de las Artes, Riccheri y Concepción Arenal.

Precio: 150 a 220